Sonsoles Rey se recupera en una playa de Brasil

Recién ahora estoy entendiendo lo que me pasó porque a veces la ficha te cae mucho después”. Con estas palabras Sonsoles Rey intenta explicar cómo fue atravesar la operación que le cambió la vida. Ya pasó un año desde que su madrina de bautismo, la cantante Sandra Mihanovich, le donó un riñón en un acto de amor que conmovió al país.
Sonsoles Rey, vuelve a descansar en un playa de Florianópolis
“Lo que más quiero ahora es disfrutar de mi familia y estar con ellos por todo el tiempo que tuve que pasar tirada en una cama”, asegura desde Praia do Rosa, una bahía a 90 kilómetros de Florianópolis, donde desde hace ocho años regentea la posada Alma do Mar con su marido, Matías Guzmán, y su hijo León.
Sus días en Florianópolis transcurren entre los quehaceres del lugar, un pequeño local de ropa que administra junto al mar y su familia.
Praia do Rosa - Brasil
“Hace dos meses de verdad aflojé y dije: ‘ya está’ porque todo el tiempo tenía miedo de que el nuevo riñón no anduviera. Siempre pensaba que todo iba a salir bien, pero después lo miraba a León jugar en la playa y me ponía a llorar pensando que tal vez no podría volver a verlo. Viví una situación tan al límite y con las muelas apretadas durante tantos meses que se me cayó el pelo por el estrés. Todavía estoy intentando recuperarme del shock”, explica Sonsoles.

Mucho sol en las playas de Praia do Rosa, cerca de Florianópolis


Aún estás a tiempo