Para muchos "la playa" también es un lugar de Evangellización

En las Playas de Brasil todo puede pasar, los Hare Krishna, los jóvenes católicos y las monjas de la Fraternidad Arca de María acercan la religión a los turistas que por ahí andan.

Por ejemplo en Xàbia, el último fin de semana se pudo ver a los Hare Krishna en el paseo de l'Arenal. Los veraneantes se frotaban los ojos. Creían haberlo visto todo, pero toparse con una tropa de activos practicantes del hinduismo superaba sus expectativas.

Pero no menos llamativo fue que un grupo de jóvenes católicos montara también en la playa una carpa a modo de capilla. El Santísimo estaba rodeado de decenas de velas. Hasta ahora lo más místico que se había visto en esta playa era una escultura de arena de Buda. Pero está claro que los tiempos han cambiado, y las palabras del Papa Francisco se ve que quedaron grabadas por aquí.
Los jóvenes católicos, que son españoles y franceses y están acogidos en la parroquia de la Mare de Déu de Loreto, han llegado a Xàbia con el objetivo de llevar la palabra de Dios a las playas y las zonas de marcha. Cada noche hasta el jueves organizan las Nightfever, que es el último grito evangelizador a ritmo de música, baile y palmadas. Anoche, además, disfrutaron de un concierto de rock católico en el paseo marítimo de Duanes de la Mar. Y también se han dejado ver por las playas de Xàbia las monjas de la Fraternidad Arca de María. Estas religiosas sorprendiero a principio de verano al jugar al voley en las playas de la Malva-rosa y la Patacona de Valencia. Lo hacían con el hábito, el crucifijo y el rosario.


Pertenecen a una congregación fundada en Brasil hace diez años, pero que ya tiene presencia en la Comunitat Valenciana con casas en Elx, Alicante, Orihuela y Valencia. En Xàbia, estas monjas conversaban ayer con los turistas en el paseo marítimo de la playa de la Grava. En una época de falta de vocaciones y cuando Xàbia ha perdido recientemente a otra orden (las Salesianas han dejado el Asilo Hermanos Cholbi), estas monjas van a la montaña a la playa en este caso y no esperan a que los jóvenes y los turistas de dejen caer por la iglesia.

Aún estás a tiempo