El "Ibérico" cocina española que triunfa en Brasil

No solo los turistas, los brasileños también disfrutan del "Ibérico", templo de la cocina española, primer restaurante sostenible de Brasil y premio especial de gastronomía concedido por el grupo multimedia 'O Globo'.

El éxito de 'Ibérico' es fruto de dos emprendedores, que también son pareja. El murciano Antonio Alcaraz (Lorca, 45 años) procede del mundo de las multinacionales. Se formó en Administración de Empresas y llegó a América Latina para liderar la mayor compañía editorial de anuncios clasificados. Argentina y México fueron sus destinos antes de recalar en Río de Janeiro y caer rendido ante «todo lo bueno» que se extendía bajo el abrazo del Cristo de Corcovado.
Antonio aprovechó una coyuntura de cambios empresariales y se aventuró cerca de las deliciosas playas de Copacabana e Ipanema.
Su novio, Jan Santos, prestigioso chef que ha sido portada de revistas del sector, presume de ser un autodidacta. Hijo de una familia muy humilde, tuvo que trabajar desde niño para ayudar a sus cinco hermanos. Siempre quiso avanzar en la vida y nunca dejó de estudiar.


Llegó a ser gerente de la plataforma de negocios del Banco de Brasil antes de conocer a Antonio, viajar con él a España, realizar un máster sobre Comercio Internacional y enamorarse de la gastronomía española. «Aprendo y estudio cada día; los grandes cocineros son mi referencia pero las que más me enseñan son las amas de casa», confiesa con una larga sonrisa.

Jamón de pato e queijo
Los sabores en el Ibérico cautivan a los clientes. De entrada, un ajoblanco con almendras, coco, vinagre de jerez, pescado azul y gelatina de uva; o la Flor de Arzak, adaptación del célebre manjar del chef donostiarra preparada a base de huevo orgánico de Brejal con aceite trufado, mousse de chorizo, pimiento verde frito y jamón serrano crocante. Entre los platos principales, el cochinillo asado con migas granadinas o una versión contemporánea del arroz de Alicante con calamar, gambas y pescado. Otra opción es el bacalao acompañado de un guiso de judías verdes y guisantes. Y de postre, pera al vino de Jerez o la espuma de crema catalana con mango confitado.

'Ibérico' luce un jardín con especies nativas, suelo drenante y una hermosa terraza con mesas altas. Grandes cristaleras dan amplitud al local, con pintura ecológica en las paredes, material reciclado para la decoración y una cuidada bodega con los mejores riojas y riberas, entre otras denominaciones españolas. Llama la atención la exposición de fotografía 'Alma Ibérica', que transmite el espíritu español a través de imágenes que rinden homenaje a personajes históricos, o reinterpretan obras clásicas como 'La maja desnuda', de Goya o 'Los borrachos', de Velázquez.

La dirección de Ibérico es: Rua Saturnino Brito, 84, Jardim Botanico, Río de Janeiro, Estado de Río de Janeiro, Brasil

Playas de Copacabana - Rio de Janeiro


Aún estás a tiempo