São Miguel do Gostoso el paraíso del Windsurf

Las playas de Brasil siempre deparan a sus fanáticos alguna novedad, en este caso es Gostoso, una playa que obviamente no es nueva pero que lentamente empieza a despertar al turismo.
São Miguel do Gostoso, o Gostoso, se encuentra ubicada a más de 100 km al norte de Natal en el Estado de Rio Grande do Norte, en esa parte de Brasil donde el continente pega la vuelta.
Gostoso es la típica playa de pescadores, en verdad muy pequeña y que empezó a hacerse notar a partir de la existencia del Clube Kauli Seadi, la escuela que el tricampeón mundial de windsurf abrió frente a la Praia dos Cardeiros.

Kauli Seadi en acción, en las playas de Sao Miguel de Gostoso
Kauli Seadi es de Santa Catarina y después de recorrer infinidad de playas encontró Gostoso, el lugar (y el lo debe saber mejor que nadie) ideal para la práctica de windsurf, agua tibia, viento constante con buena intensidad, una gran área libre con olas fuera del arrecife para poder saltar y agua plana dentro de la bahía para practicar free-style.
Estos son los motivos que amantes del windsurf y el kitesurf lleguen de diferentes rincones del mundo a Gostoso. A esto hay que agregarle la amabilidad brasileña para atender al turista, la tranquilidad de un paraje casi desolado, la belleza de un poblado del norte brasileño alejado del "mundanal ruido".


Kauli Seadi abrió la escuela y una posada de 16 bungalows con vista a la naturaleza, piscina y cancha de tenis. Lo mismo hicieron los españoles propietarios de la pousada Mi Secreto, sobre la playa Ponta de Santo Cristo, un parque de diversiones para deportes acuáticos.


Otro de los lugares encantadores de Gostoso es la posada Villa Boa Vista: cabañas blancas con vista a la Lagoa do Cardeiro, piscina con hidromasaje rodeada de coqueros, hamacas y todos esos detalles que dan ganas de instalarse allí para siempre.


Una de las mujeres más relevantes de Gostoso es la empresaria Maristela Teixeira, nacida en Natal, criada en la villa, la mejor cocinera de la zona. Quince años atrás Maristela, transformó la hacienda familiar en una pousada con más de veinte cabañas: Mar de Estrelas, la más grande de São Miguel. Todos los mediodías se la puede encontrar llevando "la batuta" de la cocina de su restaurante.
Ver: Roteiro para férias gastronômicas em São Miguel do Gostoso

Las playas de Gostoso replican la belleza de las costas del nordeste de Brasil, un amplísimo manto de arena cercado por las dunas, el viento tibio y constante, el ruido de las olas, un cielo límpido y palmeras que le dan marco a este paraíso tropical.


Cómo llegar a Gostoso: En Natal están los aeropuertos. Seguramente lo más sencilo es rentar un auto allí e ir hacia Gostoso.  También hay combis y buses que van hacia las diferentes playas y poblados que rodean a Natal, entre ellos São Miguel do Gostoso.

El Windsurf reina en Sao Miguel de Gostoso

Aún estás a tiempo