Caxias do Sul - Brasil

Vista aérea de la Ciudad Caxias do Sul - Brasil
Catedral - Caxias do Sul
Caxias do Sul es un municipio brasileño del sur de Brasil, ubicado en el estado de Río Grande del Sur. La ciudad fue construida donde la meseta de Vacaria comienza a fragmentarse en varios valles, atravesados ​​por pequeños arroyos, dando como resultado una topografía muy irregular en su parte sur.

El área fue habitada por los indígenas desde tiempos inmemoriales, pero fue poblada por el hombre blanco solamente en el siglo XIX, cuando el gobierno del Imperio del Brasil decidió colonizar la región con población europea. Por lo tanto, miles de inmigrantes, en su mayoría italianos de la región del Véneto, junto a otros grupos como alemanes, franceses, españoles y polacos que, cruzaron el mar y se instalaron en una zona casi en su totalidad virgen.

Después de un comienzo lleno de dificultades y privaciones, los inmigrantes fueron capaces de establecer una ciudad próspera con una economía basada inicialmente en la explotación de productos agrícolas, especialmente la uva y el vino, cuyo éxito se mide en la rápida expansión del comercio y la industria en primera mitad del siglo XX. Al mismo tiempo, las raíces rurales y étnicas de la comunidad comenzaron a perder importancia en el paisaje cultural y económico, la urbanización avanzó, se formó una ilustre élite urbana y la ciudad se abrió a una mayor integración con el resto de Brasil. Durante el primer gobierno de Getúlio Vargas hubo una grave crisis entre los inmigrantes y sus primeros descendientes con el resto de Brasil, cuando el nacionalismo se destacó y las raíces culturales y étnicas de la política exterior fueron duramente reprimidas. Después de la Segunda Guerra Mundial, la situación se calmó, y los brasileños y extranjeros comenzaron a trabajar en un acuerdo por el bien común.

Desde entonces la ciudad creció rápidamente, multiplicando su población, lograr un alto desarrollo económico y humano, y hacer que su economía sea una de las más dinámicas en Brasil, estando presente en muchos mercados internacionales. También su cultura se volvió internacional, con varias instituciones de educación superior gabaritadas y la presencia de una vida con significado artístico y cultural en sus diversas manifestaciones, a pesar de los problemas típicos que experimentan las ciudades con alta tasa de crecimiento, tales como la contaminación, la aparición de barrios marginales y el aumento de la delincuencia.

Aún estás a tiempo