El Carnaval de Brasil: tradición cristiana y cultura de Africa

El Carnaval de Brasil es sin lugar a dudas la celebración más importante de este país sudamericano y con la que se hizo famoso en todo el mundo.
El Carnaval es una de las máximas expresiones de alegría y diversión que la sociedad brasilera. Durante cuatro días, varias ciudades se visten de fiesta y la gente sale a las calles para vivir la música y el gozo que experimentan en ellas.



Río de Janeiro es sin duda el corazón de esta fiesta. Es en esta ciudad donde se da la competencia de samba más reñida, ya que ahí se encuentran las principales escuelas de baile del país.
El Carnaval es la fiesta que celebra la Iglesia Católica antes del tiempo de cuaresma. La palabra Carnaval viene de “Carne Vale” que significa “Adiós a la Carne”.


La cultura africana también ha tenido una gran influencia en esta celebración en Brasil. Uno de sus grandes aportes ha sido la samba, el baile rey durante estos días. Fue introducida en 1917 por los africanos que residían en el país y su origen está en el estrato bajo de la sociedad carioca, ya que ellos, en su mayoría, eran esclavos traídos por los portugueses.

La samba se oficializó en 1928 al fundarse la primera escuela en el barrio Estacio en Río de Janeiro. Años después se dio comienzo a la competencia entre los establecimientos.
La vestimenta también ha tenido una fuerte influencia africana. Las plumas, los huesos, las hierbas y diversos tipos de piedras que son parte de los atuendos del Carnaval son una clara herencia de esta cultura.        

Ha sido tan fuerte la participación que ha tenido el Carnaval desde sus inicios que en 1962, el Departamento de Turismo de Río de Janeiro le entregó un lugar especial para la celebración al instalar gradas e implementar la venta de entradas para ver la competencia.
Dos décadas después abrió finalmente el Sambódromo, el lugar especialmente construido para recibir este espectáculo y que fue diseñado por el arquitecto Óscar Niemeyer.


Ver:

Aún estás a tiempo